h1

San Miguel de Yanguas: Era hispánica y advocación en piedra

enero 2, 2011

Torre de San Miguel desde el oeste

Una de las estampas clásicas de promoción turística en nuestra provincia de Soria es la vistosa torre de San Miguel, vestigio arquitectónico de la despoblada Villa Vieja de Yanguas. Fue San Miguel iglesia de la Yanguas pleno-medieval heredera a su vez de un poblado aún más antiguo situado entre los peñascos de los Pesebres y San Blas. El topónimo del conjunto, Valdecastillo, evoca tiempos en los que este punto clave en las comunicaciones entre la Meseta y el valle del Ebro estaba custodiado por un castillo que controlaba el tránsito por la ruta natural del Cidacos. Parece que la fortaleza estuvo en la margen izquierda del barranco, colgada sobre el lecho del Cidacos. La iglesia, emplazada en la margen derecha, parece añadir a su función religiosa la estratégica controlando el paso que a media ladera conduce al Camero Viejo por el actual pueblo de La Vega.

ERA MCLXXXIIII

De San Miguel queda hoy sólo la torre, esbelta en su soledad, dando al paisaje el color de los viejos espacios humanos que han perdido a sus hombres. En la base de la torre un arco que da paso a ningún lado, entrada y a la vez salida al campo. En la pared oriental dos inscripciones informan sobre el momento de la construcción y la advocación de la iglesia.

La fecha está tallada en una piedra del interior del pasillo que atraviesa la base de la torre, haciendo esquina con la fachada sur. Viene dada en la era hispánica “ERA MCLXXXIIII” y tiene dibujada una cruz griega con remates laterales en la esquina superior derecha. Sitúa por tanto la construcción a mediados del siglo XII, concretamente el año 1146.

S MICAEL MARTIVS

En la misma hilada e inmediata por el interior aparece la advocación de la iglesia: S MICAEL MARTIVS, San Miguel. Se ha interpretado que este San Miguel puede ser un mártir, S(anctus) MICAEL MARTI(r)VS, pero no existe en el santoral este santo mártir. Parece más lógico pensar que la advocación sea la del santo guerrero por excelencia, el arcángel Miguel, jefe de los ejércitos de Dios que derrota y frustra las intenciones de los ángeles del mal y de su lider, Lucifer. Cuadra esta advocación guerrera con el emplazamiento de la iglesia de San Miguel de Yanguas, custodiando y protegiendo un núcleo de población clave en las comunicaciones entre Ebro y Meseta del sector medio del sistema Ibérico, Yanguas, llave de las “puertas de Val de Arnedo” según reza en el escudo de la Villa. Quizás Martius hace referencia a su carácter guerrero, como el dios Marte. Decora la piedra una cruz latina con remates en los extremos excepto el inferior, extremadamente largo… lo que aproxima la cruz a una espada.

© Idoubeda 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: